¿Qué es el zarzo?



“Dormir en zarzo es toda una aventura…!”

El zarzo era una de los dos ranchos que en toda finca de labranza constituia la cocina de fogon de leña, comedor en bancas y sitio en donde se preparaba en porrones el guarapo. Este rancho era de dos niveles: la parte inferior servia para cocinar los alimentos en fogon de tres piedras en el suelo, bancas hechas con troncos o a veces con raices de grandes arboles, que servian de asiento. Normalmente el fogon se encontraba en el centro del rancho en uno de sus extremos dos o tres porrones de guarapo o chicha cuando habian celebraciones; y en otros porrones con agua para preparar la comida.

La mayor parte de este espacio era el sitio de reunion para tomar el desayuno y la cena (porque casi siempre el almuerzo se llevava a la labranza) y después de una buena comida era el momento de relatar las historias, cuentos, mitos y leyendas de amor, de tragedia o espanto, ademas se tocaba el tiple al son de bambucos. Por su puesto en algun lado estaba el monton de leña astillado con hacha (todos los obreros debian la terminar el dia llegar a la casa con leña o con agua).

Durante el dia no habia problema con la luz, pero en la noche se prendian achones de barro o metal que tenian como combustible aceite de higerilla, cebo o petroleo. Si habia mucha oscuridad se prendia el fogon con gran llamarada para iluminar las charlas, las cuales duraban hasta cuando salia la ultima “guanada” o cutada de guarapo, que usualmente era hasta las nueve o diez de la noche.

En algunas partes de este rancho colgaban del techo unas especies de bandejas hechas con palos y hacian un enmallado con cabuya de fique, trozos de pencas de fique secos. Ni los ratones, ni los gatos ni ningun otro animal tenian acceso alli porque entre la bandeja y el techo le colocaban en medio un calabazo de tal manera que si un raton o gato llegaba alli resbalaban y caian al piso sin llegar nunca a la comida que era almacenada alli como despensa (carne, pan, queso y otros).

De igual manera cerca al fogon de regular altura se construia una esterilla sostenida en cuatro palos en forma de orqueta y cubierta con caña brava, que servia como platillero o meson para utensilios de cocina y comedor.

A unos dos metros de altura se construia el zarzo, tambien llamado troja o altillo, bien sostenido con palos resistentes, se colocaba caña brava grueza o guaduas bien niveladas y alineadas que hacian a manera de piso del zarzo. Casi siempre alli habia maiz, en toda labranza intermedio con la yuca, la caña panelera se sembraba el maiz y el chonque, el algodón, la arracacha, el millo, el chicol, el chonque, se sembraba el maiz nativo que era granos guesos y de color blanco, negro, café, amarillo y rojo. Cuando estaba seco en la mata se cosechaba y sin quitarle el amero se seleccionaba el mejor y se organizaba en el zarzo o troja, generalmente se colocaba de punta hilera sobre hilera.

La capacidad del zarzo era calculada para que siempre hubiese maiz de cosecha a cosecha para la mazamorra, enbueltos, arepa o chicha y generalmente una comida diaria para las gallinas y otras aves de corral. Organizado el maiz de esta forma el humo que desprendia el fogon de leña al cocinar hacia de inmunizador de tal manera que ni un gorgojo le llegaba al maiz entrojado. En el otro rancho un poco mas grande era donde dormia el propietario y su familia, y es de anotar que solamente tenia una habitación grande o dos pero comunicadas, y que por lo tanto no permitian extraños durmiendo en la casa.

Cuando llegaban visitas estas debian ir a dormir al zarzo sobre el maiz asi como los jornaleros que venian de lejos y pernoctaban la noche. Normalmente se les dotaba de una ruana o cobija si estos no la traian.

Entre las seis y media y las siete de la noche empezaba la acomodación e instalacion del sitio individual para dormir, cada quien seleccionaba su sitio colocando su ruana. Si habia alguno que quedara muy a la orilla o pasados de guarapos eran frecuentes las bajadas sin escalera, a quien se le llamaba “bobo caido del zarzo”. Por supuesto para dormir placidamente casi al aire libre solo con un techo pajiso que le rozaba la cara se requeria que la señora de la casa ya ubiera apagado el fogon. Muy temprano al dia siguiente cuando la señora prendia el fogon y el humo los obligara a todos los durmientes a salir del zarzo, quienes se levantaban a preparar sus herramientas de trabajo (machetes y azadones) y tomar el tinto que se preparaba de madrugada.

Esto era un zarzo y para que servia, como era, cuantos usos tenia. Zuansinca trata de representar sin el maiz y sin el humo el zarzo tradicional santandereano.